Wednesday, June 29, 2005

La Caldera de Dagda

Roca buracada
Nueve mil años soportando la erosión del tiempo.
Una emoción indescriptible pisar su rugosa piel,
musgo, líquen límpido, naturaleza rotunda.

Roca buracada
lecho mortuorio, descanso salvador.
Nueve mil, tal vez doce mil años azotada por el viento
por los terremotos,
acariciada por aguas de cien mil diluvios.

Impasible roca buracada.
Hoy te he conocido, te he tocado, he yacido en tu lecho.
Lecho mortuorio tallado en piedra.

El rumor del viento,
el aroma de la tierra seca.
El olor a infancia y a niñez. Ese mismo olor que me retrotrae al ayer.

Hoy he vuelto de nuevo a mi infancia, tan lejana, tan próxima.

Tuesday, June 28, 2005

Nostalgias

Dices que nunca tuviste un osito de peluche.
Tu osito, ahora, soy yo.

Frota tu frente cansada sobre mi piel suave.
Extiende tus brazos sobre mi cuello.
Verás tus sueños deslizarse sobre blancos corceles.

Dices que no tuviste abuelos.
Tus abuelos, ahora soy yo.

Ven, ven a la casa de tu abuela.
Te llevaré un bruñido racimo de uvas.
Manzanas rojas, agua fresca del botijo.

Se calmará tu sed de recuerdos y nostalgia.
No sufras mi bien. Yo te mimo, yo te rezo.
Te cantaré una nana.
Yo te cantaré una nana.

Duerme, duerme, duerme mi bien.

suprema perfidia

Saturday, June 25, 2005

Con permiso de Federico (García Lorca)

Fue en la noche de San Juan
y casi por compromiso
viniste a mí.

Viniste a mi, casi por compromiso.
Yo quería mirar el cielo
cantar al amanercer
envolverme en las cenizas de tu fuego.

Fue en la noche de San Juan
y casi por compromiso
volviste a mí.

Yo encendí una fogata.
Se prendió con el deseo.
Tu deseo, mi deseo, ambos prendieron un fuego.

Fue la noche de San Juan.
La luna llena brillaba.
Yo te miraba. La luna, cara redonda, vigilaba.

Fue la noche de San Juan.
Me envolvieron tus abrazos,
tus caricias me envolvieron,
tus palabras me decía, te quiero, te quiero.

Friday, June 24, 2005

Luz de luna

Se ha escapado de mi pecho la angustia.
Vuelven los saltimbanquis,
se despejó el cielo.

Fue la noche de San Juan y sobre las nubes cruzó el rayo.
La flecha de Cupido también cruzó mi cuerpo,
abrió senderos de escarcha y azucenas.

Fueron sus abrazos serenata a la luz de la luna.
Venía a mí, venía otra vez a mí.
Los velos y los tules, como velas al viento, rodeaban mi cuerpo.

Y él venía a mí, venía a mí.

Thursday, June 23, 2005

Noche de fuego

Hoy es noche de San Juan.
Noche de magia y fuego.

Hoy se queman los trastos viejos
se queman los malos pensamientos
se quema el dolor
se quema el rencor
se queman las dudas
se queman los espacios en blanco
se quema el alma dormida
se quema el corazón errante. También se quema.

Hoy es noche de San Juan
noche de magia y fuego, noche de juegos.

Saltan los niños
ladran los perros
se agita el murciélago. Juegos, juegos, juegos.

Yo querría quemarme

quiero que mi cuerpo sea llama
que mi cuerpo en llamas incendie el bosque susurrante.

Yo querría quemarme, encender una hoguera
entre palabras que se alejan, entre abrazos,
entre tules de ilusión,
entre el viento
entre velos.

Wednesday, June 22, 2005

Espacios blancos

Extiende tus manos,
lejos, hasta tocar mis dedos.
siéntelos bajo tu piel.

Cierra lo ojos y espera
a que mis labios los rocen,
verás lo que sienten los tuyos.

Cierra los ojos
y escucha los violines
que tocan para ti.

Que tocan para ti.
Sólo para tí.
Para tí tocan los violines.

Son mis dedos violines en tu piel.
Es mi pecho cántaro de vida.
Son mis muslos ara de tu altar.

Tú eres mi dios
y a tí te adoro.
Enlaza mi cintura entre tus brazos.

Y dormiré tranquila.

Tuesday, June 21, 2005

Abismo

Bajo mis pies la tierra seca, extremadamente seca. El silencio interrumpido por el vuelo de aves ávidas de alimento. El esqueleto de una oveja, solo los huesos: la cabeza, las costillas, casi devoradas, y la lana blanca reposando junto a la osamenta. Recogí un poco de aquella lana de oveja y la guardé. Al llegar a casa mi madre me dijo que podría hilarla pues estaba en buenas condiciones. Vuelve lo primario constantemente. El verano me hace muy primaria.

Fotografíé aquellos restos como si lo hiciera a los del hombre de Atapuerca. Con la misma pasión.

Habíamos decidido el día anterior hacer la excursión que nos llevaría a la ruta de los Arribanzos. Molinos, fuentes romanas, cuevas, peñascos indescriptibles cuyas formas y señales hablan de los primeros pobladores del noroeste peninsular.

Me embriagaba el aroma de tomillo y de romero. Penetraba por mi nariz hasta extasiar mi sentido del olfato. Mi hermana caminaba junto a mi, delante, detrás. Pese al calor nuestros pies aligeraban los senderos. Era nuestro testigo el paisaje. El mundo en nuestras manos. Nuestras raíces a flor de piel.

Y volví a sentirme infinitamente bien, bien conmigo misma y con mi entorno. Había llegado al lugar, al lugar exacto al que se quiere llegar. Allí donde el horizonte es más amplio, allí donde el sol, al atardecer es una bola roja que deslumbra mientras la luna comienza a brillar al otro lado. Allí volví a sentir que la vida, que mi vida se había parado en aquellos años de adolescencia, cuando los sueños eran sueños todavía, cuando se esperaba casi todo de la vida.

Apoyé mi espalda sobre la reseca tierra. Miré el inmenso cielo azul. Observé el Esla, plata bruñida, observé, casi imaginé su abrazo con el Duero.

El sol me calentaba por fuera y sosegaba mi espíritu mientras un abismo infinito se abría ante mis ojos.

Sosiego

Hoy traigo en mis manos el aroma
confeccionado de tomillo y de romero.
de sol ardiente, de fuego.

Hoy el caudal interno de mi río
me hace discurrir entre parajes extraños.

Vuelve a apoderarse de mi, está conmigo,
una quietud indescriptible.
Me asusta esta quietud.

Ya no me devora la angustia de ayer
ni tampoco veo claridad en la mañana.

Sosiego infinito, sosiego.
Se sosegaron las palabras.
El viento se calma.

Se ha calmado el fuego de ayer.
Saltan los duendes, se alejan a otros lares

y yo contemplo la escena desde la distancia.
y el viento acaricia mi cuello
acaricia mi cara.

Veo aquellas manos dibujando en otros lienzos
auroras boreales
astros nuevos en el cosmos.

Yo contemplo la escena
yo contemplo la escena.
discurre el tiempo. Inexorable.



Sunday, June 19, 2005

Nunca más

No más tu grito
no más tu cántico
Nunca más tu silencio en el alma

Una señal, una sola señal y se abrirá mi alma
y gritará mi pecho

Vuelve

Creí que el reparador sueño me curaba.
Ha bastado la brisa,
ha bastado mi sed que no se apaga.

Vuelve a mí. No dejes que se extinga esta llama
que en mi pecho se enciende a cada instante.

Vuelve, vuelve a mí.
Mis brazos te buscan todavía,
susurran mis labios tu nombre
y tiemblan mis manos al recordar las tuyas.

Vuelve a mí.
No quería perderte. Yo te quería.

Saturday, June 18, 2005

Lección

Una serenidad llega de lejos.
La quietud de ese fuego extinguido entre la fronda
se apodera de mi.

Mi boca se prepara, como la tierra. Para la gran sequía.
Ya no volverán mis labios a temblar, ni a fruncirse entre los suyos.

Como esas llamas estáticas que ves
se quedarán mis labios. Fríos.

Así se quedarán.

Sonata

Como aquella tarde
llovía,llovía, llovía.

Las gotas mojaban mi cara
mientras te escuchaba.

Tu voz, a lo lejos, pegada a mi oído.
Cantabas. Me cantabas.

Como aquella tarde.
Llovía, llovía, llovía.

Tu voz era triste. Voz esperanzada.
La llama prendida.
Había prendido la llama.

Llovía, llovía.
y mis lágrimas mojaban mi cara.

Sueño

Yo también quería despertar,despertar al alba para saber que este sueño intarminable se agotaba. Pero me despertó un pellizco oscuro en el estómago.

Es difícil, imposible casi, describir esa sensación de abismo infinito en el estómago. De vértigo. Es como un sueño infantil en que el precipicio acecha y te traga hasta lo más oscuro y remoto de su interior.

Así despierto yo, así despertaré cada mañana, bañado mi cuerpo en sudor, ese dudor frío que, de tan frío, hiela también el alma.

Al morir volvemos a la tierra, somos polvo, pero...me pregunto: ese vértigo infinito de sensaciones, de dolor, de fibras nerviosas que nos dominan por dentro y nos transtornan por fuera....al morir.....dónde van a parar...dónde van a parar esas sensaciones indescifrables, indefinibles....

Tal vez, me respondo a mí misma, tal vez esos espíritus errantes que se esconden en casas viejas, en castillos, en mazmorras, tal vez esos espíritus que no se ven pero se intuyen, sean esa otra materia inmaterial que nos arranca la vida ante un golpe certero del corazón. O nos la da ante la magia del amor que nos llena por dentro y nos sale por fuera iluminando nuestra realidad. Tal vez estemos reodeados de esas almas errantes que vivieron otras vidas, que sufrieron y que gozaron...

Mil preguntas me hago ante las sensaciones que ahora experimenta mi alma herida, mi alma torturada, injustamente torturada...porque siento una infinita inocencia por dentro que invade todo mi espíritu.

Puedo comprender, comprendo ahora, a los poetas, a los románticos que les duele el amor. Sólo duele el amor cuando se interrumpe su curso, cuando, como a un río, se le pone una presa para dominar su caudal.

Creo que el amor debe de seguir ese curso, el amor como los ríos, debe estar enlazado por amantes y por puentes para que ambos se arraiguen con fuerza, para que no se derrumben.

Sed

Hoy, mi sed ya no es aquella sed que esperaba ser saciada.
Tengo sed, mucha sed....

Se ha interpuesto un abismo entre la sed que yo tenía,
desde la distancia ya no oigo el murmullo del torrente.
Saciaba mi sed aquél torrente de agua.

Pura y cristalina. Pura como mi alma, ahora...

Tengo sed, mucha sed.
Como el hambriento, como el menesteroso estoy.

Esta sed, esta hambre que me invade, duele,
retuerce mi estómago hasta estrangularlo.

Hambre que espera hambre....
ésa sí que es hambre.....

Friday, June 17, 2005

Perdóname

Perdóname.
Perdona mi inocencia y mi inconsciencia.

Perdóname por haberte amado tanto
tanto, tanto....

Perdóname
por proclamar este amor a los cuatro vientos.
Para que lo supieran:

la luna,
las estrellas,
el viento,
el relámpàgo y el trueno.

Perdóname
por despertar el huracán que hay en tí,
que te ofusca y te devora.

Perdóname.
Perdona mi inocencia y mi inconsciencia.

Perdona por todo lo que te dije
por lo que no te dije.

Por lo que te dí, por lo que no te dí.
Perdona, perdona, perdona.

Perdón.....pero ¿por qué?

Noche de estrellas

.....Yo te preparaba, una noche de éstas....
un cielo azul, lleno de estrellas.
Un manto de estrellas.

Yo te preparaba una fuente inagotable de placer,
un lecho de tierra, tierra trémula bajo el peso del deseo.
Yo te preparaba un lecho, un nido, con pétalos de rosa.

Sólo a tí, te preparaba yo un lecho de miel, de nectar de rosas,
de alas de mariposas....
De rosas amarillas, rosas amarillas.
Recuerdo aquéllas rosas.....preludio de amor y de pasión...

Recuerdo aquéllas rosas.
¿Las recuerdas tú...? acaso recuerdas aquéllas rosas....?

No me pidas imposibles, no me los pidas.

Herida suprema

No vuelvas a escribirme, dices,
cuando más te amaba.

Cuando más brincaba mi corazón en mi pecho.
Dices que te olvide.

Cuando yo había construido un altar en un bosque lejano
Cuando más te amaba.

Cuando mis pasos te seguían
mis manos te buscaban
mis ojos te escrutaban....

Dices que no vuelva a tu vida,
que te olvide,
que he llegado muy lejos......

Llegué lejos, sí, alcancé la cima
esa cima de tu Altar.

Sabes, te adoré como a un Dios
y seguiré adorándote.

Seguiré adorándote
mientras la sangre se derrama ya fuera de mis venas
Se derrama mi sangre
se diluye, se extingue.......

Mi corazón... mi corazón......mi corazón,

....dejará de latir mi corazón.

Thursday, June 16, 2005

Vaivén

Eres en mi boca dulce néctar
y en mi piel seda pura.

Eres arrebato de pasión
eres como la espuma, como las olas.
Vas y vienes...
Vienes, vas....

Me preguntaste, ¿cómo estás...?
Me miré en tu mirada y respondí:
En el cielo. Estoy en el cielo.

Wednesday, June 15, 2005

Néctar

Como el insecto llega hasta el néctar de la flor
para libar en su interior,
así llegaste a mí, silenciosamente.

Sólo las palabras dibujaban intenciones.
Llegaban de lejos las palabras
y libaban mi corazón solitario.

Bebí, absorbí, succioné de tu esencia divina.
Me llené de tu aroma y de tu dulce sabor me llenaba.

Se secarán las fuentes, el calor extinguirá la última gota del arroyo.
Y tú seguirás libando de mi néctar
aunque las fuentes se sequen
aunque lloren de pena las margaritas.

Como el insecto se acerca hasta la flor.
Así llegaste a mí.


Presente

He vivido el amor.
Lo he vivido.
He sabido lo que es un rozar
de la piel, un mirar.

He sabido lo que es un mirar
con mirada profunda, sensual,
de mareo letal.

He vivido el amor.
Lo he sentido.
He sabido lo que es abrazar
a un cuerpo querido
y dejarse por él abrazar.

He sabido sentir
las horas de ausencia,
la lejanía de su presencia.

He sentido los celos del viento,
del aire,
del aire que besa su aliento.
He sentido su voz
susurrando a mi oído palabras de amor.
He sentido mi mente embriagada de él
alejándose el mundo de mí.

Tuesday, June 14, 2005

Juegos

Mi cuerpo zaherido despertando
la sangre galopando por mis venas
saliéndose de mí todas las penas.
Los muslos transparentes y tensados.

La espalda que se cae sobre la tierra
y mis pechos temblando como nardos.
La mirada oculta tras los párpados.
Los suspiros se oyen en la sierra.

Su galopar incansable, trotando
mi cuerpo, lanzando al aire relinchos.
Mis ansias de él, pronto mitigando.

Su boca entreabierta en un mudo beso.
Su mirar relajado y sonriente.
Sus manos en las mías, muy calientes.

II

Ingrato de tí, un día, tu mano
sonrojó mi cara.
Un día, loco, cuando daba lo que a nadie daba.
Todo mi ser, alma y cuerpo, fue tuyo.
Tú fuiste mío y me dabas:
amor, celos, odio, rabia...
Sentimientos brotados de la profundidad de dos almas.

¡Ah, el amor! Bebedizo dulceamargo,
olvidadizo de penas, ¡semilla del diablo!
Besos que sensibilizan fibras,
nervios...
Húmedas bocas anhelantes
que saben lo que son besos.

¡Ah, el amor! Te asemejas a las aves,
vagando, huyendo, posándote en la cima.

Te aposentas de repente y llenas de brío jubiloso
colinas de los cuerpos desamparados.

¡Ah, el amor! que haces que un vientre ensanche.
Cuerpo de mujer,
izado por colinas blancas.
Colinas
que undía, sujetaron, amorosas,
la montaña.

¡Ah, el amor! La montaña volcánica
que desprende ríos de lava,
lava fértil que socava las entrañas.

Recuerdo a Pablo Neruda

Sus áureas pupilas transparentes
vinieron a enturbiar mi alma en calma
y estando mi quietud en torno al alba,
resbalaron sus manos inocentes.

Mi cuerpo adormecido despertando
y la piel dilatada en sus erizos
y mis poros abriéndose en su hechizo.
Y recordé sudores de hace tanto...

Buscó mi mano calor en su mano,
mi pecho ardiente enjugando su pecho
y nuestras bocas un pacto sellando.

Y mi aliento reclamando su aliento
y mis ojos prendidos en sus ojos.
Dos corazones latiendo al momento.

Monday, June 13, 2005

Locuras

Sé que te parecen locas, mis locuras.
Mis locuras.

Sé que se pierde la cabeza.
Que se pierde la cabeza.
Cuando buscas mi mirada y la encuentras,
entonces, yo, pierdo la cabeza.

Locura, locura...
Cómo se interpreta el amor, si no es locura.

Díme, habla, qué es el amor, sino, ¿acaso no es locura?

OPINIÓN - Apología de lo zafio

Esta mañana, a la salida de mi clase de gimnasia, se me aproxima una compañera, muy alborozada y excitada ella, para decirme lo que, ella, creía una gran noticia. Había estado en Madrid, el pasado fin de semana. Se casa su hija y tenía que probarse ropa.

Estuvo en la tienda de ARMANI y ,¡oh, milagro! allí, en carne y hueso, en bragas y sujetador, saliendo de uno de los probadores y paseando su palmito por la tienda, -un tanto ajado, me dijo, pues los años no perdonan ni a mises ni a aristócratas- nada menos, que la Baronesa Thysen.

Diréis, queridos lectores -todavía no sé si tengo algún lector- que qué tontería, que a santo de qué, comento esta anécdota.

Pues veréis. Los medios de comunicación, principalmente las cadenas de televisión españolas, todas ellas, sin excecpción, hacen de su programación auténticos disparates donde el principal argumento es la vida privada de cualquiera, sea o no famoso, famosuelo, o simplemente, "pasaba por alli". Basta con que el invitado a exhibir su vida, haya tenido la oportunidad de coincidir con torero, cantante, futboblista, modelo, etcétera, en un local de moda y se le haya hecho una fotografía al lado de alguno de ellos. Bata con eso. De esa instantánea se perderán horas enteras los espectadores para saber si fulano o mengana, ha estado encamado con la estrella de turno o han bailado hasta altas horas de la madrugada al son de frenéticos ritmos.

Esos medios juegan con el ingénuo público, adocenado y sin mejores cosas que hacer que apostarse ante el tv y tragarse lo que le echen.

Mi pobre compañera es un ejemplo de ello. Al contarme "la suerte que había tenido" de haber visto a la Baronesa, casi en pelotas, en una tienda de ARMANI, y "la mala suerte" -se lamentaba- por no haber llevado un móvil de esos con cámara incluida para que la instantánea hubiera podido venderla a cualquiera de esas cadenas horteras. "Qué sé yo lo que me hubieran dado..." Figúrate, le contesté......" Millones, sin duda.

Triste, muy triste, irresponsables, muy irrisponsables quiénes propician que proliferen las empresas para el dinero fácil a costa de tontos espectadores que, con la boca abierta, se prestan al juego.

Los españoles estamos convirtiéndonos, a los ojos de Europa, en los bufones oficiales de la Unión Europea. Todo vale con tal de tener ese minuto de gloria en la pantalla. Todo vale, con tal de que suba la audiencia y se obtengan pingües beneficios.

Pero, me pregunto, ¿es que nadie va a poner freno a este fenómeno para evitar que los listillos de turno (léase, instituciones públicas, privadas, altos cargos del gobierno, el Poder, en suma) se enriquezcan a costa de tantos espectadores tontos?

Sunday, June 12, 2005

Paseo de las Moreras

Esta mañana he paseado bajo un vergel de moreras cuajadas de moras: blancas y moradas. Mis labios degustaron las más maduras y, de pronto, vinieron a mi mente recuerdos de hace muchos años, cuando niña, yo guardaba en una caja de cartón mis gusanos de seda.

Sobre un lecho de hojas de morera, los blancos gusanos se desplazaban sinuosos, ondulando sus insulsos cuepos, mientras sus invisibles bocas íban devorando lentamente las hojas. Entonces yo todavía no había leído a Kafka, ni sabía cuánto había de impresionarme aquélla su "Metamorfosis", donde los gusanos tienen tanto protagonismo.

Hoy, paseaba bajo la fronda y la brisa del río y las hojas de morera casi rozaban mi cara. Sin querer, me iba, me iba a mi infancia, a aquella niña pura y limpia, llena de ilusiones y de fantasías, recordaba mis solitarios paseos cuando iba a pasar algunos días a casa de mi abuela y me gustaba pasear por el campo con un lapicero y un bloc de notas para ir anotando todo lo que sentía. Yo quería ser escritora. Ese fue el primer deseo que recuerdo y que perdura a través del tiempo.

Las hojas de morera, los gusanos, las mariposas....aquella metamorfósis tan gráfica que a mí me fascinaba. Más tarde llegaría Kafka, para inquietarme y hacerme ver que, en algunos aspectos, me parezco tanto a él que me asusta...

El gusano, la mariposa, la seda, la caja de cartón, Franz Kafka, mis sueños de niña.........

Concierto

Finalizó el concierto, entre aplausos y vítores.

Aplaudían los árboles, las ramas aplaudían, hasta estenuarse.

!Qué se repita....¡ que vuelvan los amantes!
¡que suenen mil violines.....que lloren los obóes!
¡que el piano toque, que se toquen los amantes!

El público aplaudía, aplaudían los árboles,
las hojas se agitaban, la hojarasca sonaba.

Los amantes no oían, no oían los amantes.

Placidez

Dejé caer mi espalda sobre la hierba fresca.
Sobre la rugosa corteza del árbol dejé caer mi piel.

Cerré mis ojos y mil murmullos de aves se filtraron por mi oído.
Cerré mis ojos y escuché tu voz en lontananza.

Te escuché.

Saturday, June 11, 2005

Testigo

Tus tus dedos vigorosos confeccionaban milagros.
En el infinito abismo de mi oscuridad.

Observaban la escena
cientos de pares de ojos adosados a las rugosas cortezas.

Fue el bosque el testigo más atento.

Paisaje

Aún la tibieza del paisaje en mi semblante
y magullado el morango de mi boca.

Aún el calor indefinible, la sangre galopando por mis venas.
Todavía el ansia de mis sueños. Sueños realizados.

Aún los salvajes lamentos....tus gritos.
Todavía por delante, muchas horas de recuerdos.

Wednesday, June 08, 2005

Error

Los lapsus ocurren incluso recorriendo blogs. Me ha gustado tanto una de Pedro, de Coimbra, que he querido felicitarle y la felicitación ha llegado a la mía. Ignoro cómo ha ocurrido.

Felicitaciones

Tu blog me ha gustado mucho. Está llena de sensibilidad y fluidez. Te felicito. Te seguiré leyendo.

Felicitaciones

Tu blog me ha gustado mucho. Está llena de sensibilidad y fluidez. Te felicito. Te seguiré leyendo.

Junio

Sueño que me sueñas cada noche,
que me llevas en tus brazos.

Y la noche, perezosa, se detiene,
a contemplar las estrellas, a mimar mis sueños.

Sueño que te toco y te despiertas.
Sueño que te despiertas y me tocas.

Sueño cada día. Pasan los días.
Se detiene el tiempo.
Allí se quedó, atrapado el tiempo. Aquél día.


Hurto

Y a mí....quién coño me ha robado un año de mi vida.
Como a Sabina. Quién...

Yo guardaba entre mis libros flores secas, alas de mariposas.
Un papel de seda, suave como su piel.

Yo guardaba mi corazón en una nube.

Yo tenía mis recuerdos envueltos en una concha.

Unos labios de morango. Una boca.

Y a mí...quién coño ha roto mis sueños adolescentes.

Quién los ha roto.

Yo era como un niño adolescente. Era como una niña.

Como un niño adolescente.

Y......ahora...............

El agua sale de mis ojos y llega hasta mi boca.

De morango. Como la suya.

Tuesday, June 07, 2005

Persecución

Deseo que persigas mi cuerpo en el paisaje.
En ese paisaje que inventas cada día.

Deseo que cubras mi piel con pétalos de rosas,
con las yemas de tus dedos certeros.

Deseo que vuelvas a sentir mi sentir en tu sentir
y sientas como yo siento lo que siento.

Amor para la eternidad

No sé si tu misiva me subleva y entristece, o por el contrario, si ese torrente de pérfidos pensamientos me indican tu estado de ánimo, encenagado por los celos.

Saludos

Hola amigos: Me inicio en esta aventura de crearme una blog. Espero encontrar en ella las expectativas imaginadas y al mismo tiempo, espero también, crear nuevas expectativas en vosotros.

Como soy imprevisible, cualquier cosa puede salir de ésta, mi blog.

Besos para todos.