Sunday, July 31, 2005

Entre tu manos

Yo querría besar tus manos
cuando se esconden bajo mi falda.

Querría besar tus manos cuando en el aire se agitan.
Buscan en el espacio la nada.

Y la nada soy yo.

Yo querría besar tus dedos
cuando juegan a hacer malabarismos entre mis piernas.

Querría besar tus dedos y santiguarme con ellos.
Santiguarme ante el altar de tu cuepo.

Tu cuerpo soy yo misma.

Yo querría decirte que te amo.
Que te amé un día, atardecida la tarde, quejumbroso mi pecho.

Yo querría besar tus manos
besar tus dedos yo querría.
Querría decirte que te amo, que te amo.

Todo éso es lo que yo querría.

Recuerdo

Recuerdo como si fuera hoy aquella tarde:
Tu venías hacia mi. Yo te esperaba...
palpitando el corazón yo te esperaba.

Todo sucedió aquella tarde.
Se incendió mi corazón, mi cuerpo se iluminó.
Palpitaba mi pecho.
Mi corazón galopando con vigor.

Llegaste a mi como un regalo:

Jazmines,
nenúfares,
rocío en la mañana,
la primavera de mayo,
la nieve en la montaña,
arroyuelos trotones,
la luz en mi mirada,
fuego dentro de mí.

Todo eso y mucho más llegó a mi vida
cuando llegaste.
Así me siento desde aquella tarde,
como los nenúfares:
Húmeda, empapada en el recuerdo de tus besos.

Así me siento desde aquella tarde
hecha de jazmines de colores.

Tu me habías regalado plata y oro entre tus versos.
Me ayudaste a despertar de mi invierno.

Me habías regalado tanto, tanto, tanto...
que aquella tarde de lluvia yo me moría por dentro.

Angustia

Se ha adueñado de mí un no sé qué que me agrede.
Ya no siento aquél impulso compartido al unísono.

Veo indiferencia en tus palabras, cansancio, hastío...
Languidecen las frases hechas de esfuerzo y de nada.
Añoro aquellas horas
Añoro tus palabras: "Te esperaba, estaba aquí, a tu espera"

Añoro aquellas palabras hechas de emociones y pasión.
De deseo incontenido.

Has huído de mi. Has huido sin saberlo siquiera.
Se llena tu espacio de recuerdos, proyectos que no acaban.
Llenas tu vida de otras vidas.

Vuelve mi soledad, vuelve conmigo.
Mi pecho se contrae, llora mi corazón.
Tú no lo sabes, pero has construido una muralla invisible.

Has colocado la primera piedra de una muralla vacía, hueca.
Ya no vuela la gaviota
Acabó el cuento, apenas iniciado.

Se ha adueñado de mi la nostalgia
Siento mi corazón exprimido, sin savia.

Me siento triste, muy triste.
Vuelve la soledad, la añoranza.

Se aproxima el otoño y yo no puedo hacer nada.

Monday, July 25, 2005

Parquedad en los gestos

Todo requiere un tiempo:

Tiempo para el amor.
Para el amor:
Las caricias,
las palabras.

Tiempo para la mirada,
para mirarse largamente a los ojos,
para dejar que el deseo fluya por cada nervio.

Tiempo para las miradas,
que las miradas se aproximen,
cerquen el aire y el espacio.

Tiempo para que tiemblen los labios bajo la atenta mirada.

Todo requiere un tiempo,
tiempo para el amor.

Para las caricias tiempo,
tiempo para los miembros sedientos.

Sabes...? mis senos necesitan tiempo.
Tiempo para izarse en la cima bajo la yema de los dedos.

Sabes...? mi vientre y mi cintura, también necesitan tiempo.
La caricia de unas manos sobre mi vientre...

Sabes...? mis muslos necesitan tiempo,
las mariposas de unos dedos agitándose...
volando sin cesar....planeando sobre mi superficie...

Todo necesita un tiempo:
Las palabras...también son necesarias las palabras.
Tiempo para las palabras...

Todo requiere un tiempo.

Sunday, July 24, 2005

Manto de estrellas

Hoy puede ser el día.
Bajo un lecho de tierra,
mi cuerpo,
yermo, despierto y abatido tanto tiempo,
aletargado, enjuto y macilento...

Despierta lentamente
se alboroza y bulle bajo la llamada de tu imperioso deseo.

Son tus manos en mi piel como el buril sobre el acero:
pulen, labran, rozan, resbalan con vigor
o suavemente....
hasta que el brillo interior se fija en la mirada.

Ya duermen las estrellas,
se ha acallado la tierra.
Mis labios se abren sonrientes,
tus ojos me miran mientras me reclaman palabras complacidas.

No adivinas, amor, mi elocuente silencio,
mi mirada pendiente de tus ojos,
mi mano buscando la tuya.

Sobran las palabras, amor,
regreso a aquél nido protector hecho de besos y suspiros,
de gestos y miradas,
de risas alocadas.

Sobran las palabras, amor, cuando me abrazas,
cuando me escondo en tu nido
y me acoge su urdimbre enmarañada.

Me acurruco y espero,
espero adormecida a que vuelva tu impulso de deseo.

Thursday, July 21, 2005

Desconcierto

Entre tú y yo apenas el espacio
Tú y yo mientras la voz se perdía entre las flores.

Apenas un rozar de manos. Un saludo apenas.
Palpita el corazón, salta el pájaro que canta.
Canta el pájaro, canta y llora.

Despedida sin adiós.
Adiós.
Canta, canta el pájaro en mi corazón.

Esta noche la luna me miraba.
Yo miraba a la luna.
Nos mirábamos.

Anoche te miré. Mis ojos encendidos te miraron.
Tú no viste la luz. No viste su luz.
Canta, canta el pájaro en mi corazón.

Adiós. Adiós te decía mi mano incrédula.
Adiós.

Sunday, July 17, 2005

No sé

No sé si tus sueños son mis sueños
si el recuerdo de mi boca te provoca
si el aliento de mis besos te estremece.

No sé si en tus brazos, cada noche, hay otros brazos
que mitigan tus deseos olvidados
que limitan tus palabras.

No sé si este sueño mío inacabado
al despertar el alba empapa tus sienes de sudor,
ni sé si coinciden tus sueños con los míos.

No sé si tus suños son los míos.

No sé,
No sé.

Monday, July 11, 2005

Acróstico

Homenaje a la ciudad de Lisboa y a todos los portugueses del mundo.


L. Libre te siento cuando la tierra muere.

I. Imagen lánguida despertando a Europa.

S. Se escuchan las olas mientras la noche mece el Océano

B. batiendo de inconfesables sueños mis sueños.

O. Ósculo sublime de espuma blanca sobre la blanca arena

A. al tiempo que el agua en encaje se torna.

Friday, July 08, 2005

Naturaleza

Tiemblo ante la Naturaleza
más no dudo al percibir su aroma
ni al hundir mis pies sobre la hojarasca de otoño.

Tiemblo ante la Naturaleza
y se me hiela el alma ante el crujido violento del volcán,
ante el espacio de tiempo que media entre el relámpago y el trueno.

Tiemblo, tiemblo, tiemblo.

Tiembla tú también ante la Naturaleza
ante mi naturaleza de ave desbordada
cuando el viento mesa mis alas
y las puntas de tus dedos quieren tocarlas.

Tiembla, tiembla, tiembla.

Tiemblo yo ante mi naturaleza,
anta la Naturaleza,
ante tu naturaleza.

Thursday, July 07, 2005

Gran urbe

Me conducen mis pasos por la gran urbe
veo, al pasar, casas con ventanas,
jardines y puertas.
Gente, mucha gente.......

Má sólo te veo a tí.

Me conducen mis pasos por placitas y calles
se oyen murmullos que se cruzan
flores que se enredan.

Más sólo te oigo a tí.

Sólo el bosque de mis sueños.
Sólo tú en la arboleda.
Solo el ruido de tus pasos.
Sólo el eco de tu voz
Sólo tus gritos.
Sólo mis gritos.

Solos los dos.

Sunday, July 03, 2005

Sueños

Soñé con un mañana donde la vida eras tú.
Mi vida eras tú.

Soñé que mi pasado se envolvía en tí.
Me envolvía tu perfume.
Me envolvían tus manos de nácar.
Tus manos me acariciaban.

Soñé que nuestro mundo era un bosque de álamos.
Alamos plateados por el sol. Como tus ojos cuando me miran.

Soñé que volvías a mí.
Soñé que me querías otra vez.

Yo soñé en noches estrelladas.
Soñé con lunas plateadas.
Soñé que tus ojos me miraban.

Soñé que tus manos de mis senos se llenaban.
Temblaban mis senos en tus manos.

Temblaba, temblaba.
Yo temblaba.

Friday, July 01, 2005

Conmemoración

Yo quería oír su voz.
Escuchar de sus labios un "te amo"
Quería que en su oído sonara mi dulce melodía.

Melodía susurrante: Mis labios y mi boca jugando con el aire.
Que el viento le llevara mi amor en un "te quiero"

Sólo la crispación,el enojo entre sus labios.
Salían las palabras, salían de su boca las palabras.
Se estrellaban, herían mis oídos.
Mi corazón....también lo herían.

Yo quería oir su voz.
Recordarle, próximo, se acerca ya, nuestro día.
Aquél día de lluvia.
Llovía, llovía. La tierra se humedecía.
Las rosas amarillas también se humedecían.

Se humedecía mi alma.
Mi alma también se humedecía.

Yo quería despertar entre sus brazos.
Despertar entre sus brazos yo quería.

Ay...las rosas amarillas... también se humedecían.
Y yo, también me humedecía.