Monday, July 17, 2006

Tren

Se sucede la calma
tras desmedida
pasión.


Ni el impulso
ni el deseo
ni el correr loco
tras el páramo.

Ya ni el fuego
ni la viva llama
nada mueve el caos
de la huída sin tino.

Tras aquella pasión
el dulce tedio
retraída la guardia
los brazos inermes.

Y así
lo cotidiano.
Me anuncia su salida
el pitido del tren.

Ya no lo escucho.
Lo perdí un día.

8 Comments:

Blogger IGNACIO said...

Hay más estaciones.
Otro tren pasará,pasan hasta en la vía muerta.
Otra cosa es tener billete.

10:40 PM  
Blogger Noa- said...

Tras el arrebato de la tormenta de pasión suele venir el tren de la calma, aunque muchas veces se nos escapa...

Saludos

11:09 PM  
Blogger estoycomountren said...

Amigos. La vida es un constante devenir por el afecto y el "desafecto".

Lo ambicionamos casi todo, pero lo que más nos satisface es tener la certeza de que nos quieren. Ese es nuestro mayor anhelo.

Pero, al igual que las montañas son modificadas por la erosión, los sentimientos también se van modificando con el tiempo.

Es la vida.

Este blog también va a sufrir una modificación. El tiempo lo ha erosionado. No lo abandonaré, pero será otro.

Gracias mis amigos.

2:40 AM  
Blogger IGNACIO said...

Yo seguiré como cada día en la estación.... Esperándote y viendo tus transformaciones.
Un abrazo.

6:51 AM  
Blogger Topacio said...

Querida amiga, tienes razón en lo que dices: la vida es continua modificación, gracias a eso vamos aprendiendo y madurando. Me encantará ver como transformas tu blog, que será señal de tu propia transformación interior.

Me ha gustado este poema tuyo, para mí evoca muchas cosas.

Besos.

3:31 PM  
Blogger La hormiguita said...

Precioso poema. Gran blog.

12:30 AM  
Blogger Glauca said...

No lo perdiste, el tren ahora reposa en una vía muerta esperando que alguien de nuevo lo ponga en movimiento...entonces será el momento!!
Besos

4:47 AM  
Blogger Kadannek said...

Muchos saludos. AL fin vuelvo a leeros.

Por más común que parezca esta frase: "en el mundo, naide está sólo".. es una verdad casi imposible de negar. Siempre habrá "alguien" que os quiera y piense en vos. Está el Padre-Madre "quien" os guía y "sostiene dentro de sí"..

Los trenes llegan y luego se van. Alejándose por la vía le observamos desaparecer, pero ¿a caso no regresa de donde partió? ¿y es a caso su último viaje? además ¿es el único que existe? pues no. Oportunidades hay muchos, sólo que en ocasiones debemos ir por ellas o develarlas.

Gran texto, como todos.

3:37 PM  

Post a Comment

<< Home